Páginas

Mi querido maestro

El día de hoy amaneció distinto;  generoso en matices y colores vivos.

Ha llovido mucho y con el regreso del sol, hasta el verde luce más espléndido y brillante.

Vislumbro a lo lejos una silueta dirigirse hacia mí, con un caminar lento, pausado, sin que nada le haga alterar la cadencia de su ritmo.

 A medida que se acerca, mi mente hace un viaje a través del tiempo. Noto sin verme, que mi cara se ilumina alegre en respuesta a una sonrisa amable, dibujada en la templanza de un rostro curtido por el paso del tiempo.

Un saludo, un abrazo, un beso. Es…,  ¡Mi querido maestro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cada palabra vuestra me ayuda a crecer y mejorar como persona.¡Gracias!