Páginas

En la penumbra de la noche...

En la penumbra de la noche y, sin más
 presencia que el silencio, cometió un "crimen
 horrendo" para guardar su secreto.

Ensució el cristal de la ventana con el calor de
 su aliento y escribió:

"!Pelayo, te quiero!".

3 comentarios:

Cada palabra vuestra me ayuda a crecer y mejorar como persona.¡Gracias!