Páginas

Las apariencias nos engañan

¿Cuántas veces a lo largo del día nos cruzamos con gente que nos resulta indiferente por la insignificancia de su aspecto?. Tenemos demasiada tendencia a menospreciar a  todas aquella personas que nos resultan burdas en su apariencia o su comportamiento. Juzgamos por su apariencia exterior y no nos detenemos ni un segundo a intentar averiguar, si  son tal cómo se ven o por el contrario, su aspecto es un mero camuflaje de una personalidad subyugante y atrayente, poseedores de una riqueza intelectual y espiritual  que nos haría sentir inferiores a nosotros.

Hoy tropecé con un ejemplo  muy explícito de lo que intento expresar, y no he podido evitar querer compartirlo con vosotros.

El sembrador de estrellas; es una estatua que se encuentra en Kaunas Lituania. De día, puede parecer una simple estatua, una más, de tantas miles que podemos encontrarnos en cualquier rincón del planeta, pero de noche, la cosa cambia.


Lo que de día nos resulta indiferente por su aspecto tan común, de noche, nos sorprende, nos deja perplejos e intrigados, y, al mismo tiempo, nos obliga a detenernos y admirar el efecto.


No juzguemos a la ligera, démonos unos segundos antes de tomar decisiones y pensemos, que también nosotros podemos ser, " Sembradores de estrellas".

66 comentarios:

  1. Preciosa entrada para reflexionar. Conocía la historia, pero a veces es importante que alguien rescate estos relatos para trasladarlos a los demás. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Mati,te felicito por tu sencilla,profunda y excelente entrada.La imagen que has elegido me ha emocionado.Efectivamente,las personas más insignificantes suelen ser las más grandes espiritualmente.Conozco a muchas de ellas,son generosas,energéticas e inolvidables.

    Te dejo mi abrazo inmenso en esta mañana gris de domingo.Feliz puente y gracias,amiga.
    M.Jésús

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo. Odio a la gente que juzga a los demás por su aspecto, a mí me gusta hablar con todo el mundo, de todos saco algo productivo.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. ME HA IMPRESIONADO ESTA IMAGEN.ES PRECIOSA.OJALA YO SUPIERA SEMBRAR ESTRELLAS.BESOS Y GRACIAS .

    ResponderEliminar
  5. Querida Mati que bello relato, estoy de acuerdo contiga amiga pero gracias adión yo nunca he sidi de esa que haga diferencia por el contrario sienmpre me han intrigado las personas como la estatua y he conosido sembradores de estrellas maravillosos como tu personaje es muy bello descubrir personas así gracias por compartir tu ermoso relato es muy bonito mistico precioso justo como para estas fechas, felicidades felices fientas.
    Besitos feliz domingo.

    ResponderEliminar
  6. Que bonita entrada Mati me has hecho pensar mucho. Un biquiño.

    ResponderEliminar
  7. Claro que si, Mati, la apariencia engaña... detrás del antifaz...se encuentra ese yo...que no esperabas...de mucha gente...la que siembra por delante...y clava por detrás...la vida nos enseña con el tiempo y aveces puedes descubrir esa realidad...otras no.

    Bello es... el sembrador de estrellas.

    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  8. Que hermoso post.
    Y la imágen es magnífica, de día y de noche.

    Las apariencias engañan.
    En esta hermosa ciudad en la que vivo, la gente que va por el mundo manteniendo un perfil bajo es tratada con cierto desprecio.

    A veces se ve solo lo que uno quiere encontrar y no lo que es.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hermoso!!
    Es una gran verdad y muy bien hecha esa figura que a la noche cambia totalmente su aspecto, también puede simbolizar que en lo oscuro, en el interior de cada uno(a la noche) pueden haber estrellas y luz para encontrar y diseminar por cada uno que nos cruzamos.

    Besos y abrazos cosmicos

    Kosmisch

    ResponderEliminar
  10. se espectacular en la noche,me encanta, asi tambien quiero ser sembradora de estrellas.
    saludos y un beso

    ResponderEliminar
  11. Owww... me encantó y muy buena reflexión... yo también soy de las que opina como tú... las apariencias engañan... por eso debemos buscar e ir más allá de lo que vemos o de lo que se nos muestra ante los ojos...

    Aish... una entrada con mucha magia... gracias por compartirla ;)

    ResponderEliminar
  12. Hola...
    Conocia la historia, pero gracias por el texto.
    Tienes toda la razón, las apariencias engañan muy a menudo.

    Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
  13. Mati..verdaderamente sencillo ,cierto y hermoso!! has dado un claro ejemplo..

    mi cariño para ti...
    un beso lleno de esperanza...
    y Se sólo amor...

    Bárbara

    ResponderEliminar
  14. Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo que Dios te Bendiga, gracias por pasar por mi blog, te agradesco todos tus comentarios,eres una gran persona .Escribes muy bonito,emotivo con grandes enseñanzas.Un abrazo Merlys

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Ana. Yo hasta hace poco no tenía ni idea de esta estatua.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. M.Jesús:

    Un placer inmenso siempre recibir tu visita.

    Un abrazo en la distancia

    ResponderEliminar
  17. Ojosnegros. Lindo comienzo de semana tesoro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Todos podemos sembrar estrellas con nuestras buenas obras, Julia. Solo necesitamos ser personas.

    Un abrazo en la distancia

    ResponderEliminar
  19. Gracias, Gladys. Eres una personita encantadora.

    Un abrazo de oso

    ResponderEliminar
  20. Así es, Peregrina. Debemos aprender a discernir la realidad de las personas aunque sea una tarea muy difícil.

    Un abrazo tesoro

    ResponderEliminar
  21. Así es, Cantares. En todas partes miramos a nuestros semejantes más humildes por encima del hombro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Yo también quisiera sembrar estrellas, Géminis. Es un bello deseo.

    Un abrazo en la distancia

    ResponderEliminar
  23. Gracias a ti por tu visita, Adagio.

    Besos

    ResponderEliminar
  24. Gracias a ti, María

    Linda semana también.

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Gracias por tu comentario, Bárbara. Es precioso.

    Un abrazo en la distancia

    ResponderEliminar
  26. Gracias, Merlys.

    Un abrazo en la distancia.

    ResponderEliminar
  27. Preciosa imagen que no hace reflexionar sobre tu conclusión... todos podemos ser sembradores de estrellas!
    Un beso y gracias por tu presencia en mi rincón.
    Preciosa "La música de los dioses" que suena al entrar (es una de mis preferidas).
    Un beso y si no te importa me quedaré a ver como siembras la vida de estrellas tú.

    ResponderEliminar
  28. Magnífica la última fotografía, queien fuera sombra...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Gracias por tu sembrador de estrellas,ojala huviesemos muchos sembradores de estrellas, de sonrrisas y de ilusiones, que tanta falta hacen en esta vida, gracias por tus lindos poemas, que son una ilusion el leerlos cay eso tiene da dia. Eres una gran observadora y eso tiene mucho merito, pues la gran malloria pasamos por la vida sin ver nada. un saludo y no dejes de deleitarnos con tu bella poesia. bai baiiiiiiiii

    ResponderEliminar
  30. Encantada de tenerte por aquí, María.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Un saludo, Unai.

    Acabo de visitar tu blog y es magnífico.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Gracias a ti por tu visita, Rafael,

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Debemos dejar de hablar hasta por los codos y empezar a conocer a las personas antes de omitir una opinión. Hoy en día esta muy de moda juzgar por las apariencias.
    Me alegra mucho estar nuevamente por aca. Espero que tengas un buen comienzo de semana. besos

    ResponderEliminar
  34. Chiquita, una más de tus reflecciones que tanto me gustan...
    Y tan cierta, muchas veces las personas que vemos más insignificantes, son las más valiosas, y al revés, las que brillan como oro, no pasan de ser simple oropel, vacías por dentro.
    No digas que quieres sembrar estrellas, TU YA ESTÁS EN ESO...
    Un beso, Scarlet2807

    ResponderEliminar
  35. BuahLa! Que estatua tan bonitaa!:) Matii tienes toda la razón. Puedo tener apariencia de vagamundo y ser un señor;tener apariencia de señor y ser un pobre vagamundo. Con esto quiero decir que no importa la apariencia que sólo sólo importa lo interior. Aunque por desgracia en este mundo raro, a vecs, eso se olvide por completo.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  36. Precioso en verdad Mati, comparto lo que dices, sobre formarse criterios en base a la apariencia, yo al contrario disfruto inventando mundos y vidas a mucha gente que se cruza en mi camino, desconocidos a los que edifico un sin sin de alternativas.
    Pero volviendo a tu historia, me encantaría observar una noche a ese sembrador de estrellas, te aseguro, que le hurtaría una pequeñita y me llevaría entre mis senos para sembrarla en mi alma.

    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
  37. Muy hermoso efecto y muy acertadas las palabras. Pero todo tiene también su equilibrio y es que cuando juzgamos mal guiándonos por las apariencias, al descubrir el error nuestro asombro y admiración superan al que normalmente hubiéramos tenido de no haber prejuzgado.
    Honor que se merece el otro.
    Un cariño para usted.

    ResponderEliminar
  38. Lindo nombre, sembrador de estrellas, y que lindo efecto le da la noche.
    Un abrazo y gracias así podemos conocer un poquito de otros lugares.
    Maria Antonia

    ResponderEliminar
  39. Mati®, todos al fina, somos sembradores de estrellas, por más insignificante y burdo puedan ser nuestro aspecto y nuestras vidas. Me encantó tu entrada de hoy. Gracias por tus visitas a mi Isla y por tus siempre amables y cariñosos comentarios. Abrazo fuerte y besos para ti.

    ResponderEliminar
  40. te deseo una semana maravillosa, Bohemio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  41. Scarlet.. tu si que vas sembrados estrellas por donde vas. El cariño y la bondad son tus signos de identidad.

    Un beso grande lokita

    ResponderEliminar
  42. Tienes razón en todo, DeDe.

    Un abrazo en la distancia

    ResponderEliminar
  43. Tu ya tienes estrellas en tu alma, Miuris, solo hay que leerte para ver eso.

    Un abrazo tesoro

    ResponderEliminar
  44. Gracias, Opin. Un placer leerte en este pequeño rincón.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  45. Gra cias por tu visita, Pedro. Para mi son gratificantes mis escapadas a tu isla. Las disfruto bastante.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  46. Olá Mati!
    Um poeta popular foi convidade para uma festa de gente rica, e na festa lá um Doutor disse esse gajo parece um ladrão.
    O poeta cantava e improvisava.

    Sei que parece um ladrão
    mas há muitos que eu conhece
    que sem parecer o que são
    são aquilo que eu parece

    beijinho,
    José

    ResponderEliminar
  47. He visto muchas estatuas que no me dicen nada. Pero esta es totalmente poética, quisiera que alguna de esas estrellas me germine en el cielo. Besos

    ResponderEliminar
  48. Esa burda manía del ser humano de ser tan prejuicioso. No sabes como adoré estas imágenes y el efecto que se produce con la estatua. Debo conocerlo algún día, en algún momento. Me encantaría ser una sembradora de estrellas también.

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  49. Gracias por tu visita, serás siempre bienvenida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  50. Qué bonita entranda, Mati®! Propicia para esta época. Había recibido esto por mail y me pareció maravillos. Un beso grande para ti.

    ResponderEliminar
  51. Gracias a todos por vuestras palabras.

    Un abrazo en la distancia

    ResponderEliminar
  52. Muy bueno Mati, precioso blog y preciosa labor, emhorabuena por su trabajo....
    Un Besazo...

    ResponderEliminar
  53. Mi querida amiga Mati:
    aunque con un poco de retraso, no quería dejar de decirte que me ha encantado este post.
    Filosófico, tierno y lleno de espiritualidad compartida por tantos amigos que te siguen, entre los que, desde hoy, me incluyo, con tu permiso.
    Me apunto a ese bonito oficio de sembrar estrellas, creo que la cosecha sera de lo más gratificante, para estos tiempos tan humanamente fríos que corren, no por este espacio,según veo y bien que me alegro.
    Gracias por tu estimada visita a mi balcon de las toronjas¡¡
    Besitos de estrella luminosa para tí.
    Carmendy

    ResponderEliminar
  54. A veces se nos pasan desapercibidos detalles de personas o cosas que realmente tienen mucho valor. O que tenemos prejuicos con alguien sin saber el porqué y cuando reflexionamos y los tratamos vemos cuan equivocados estábamos. Algunos son como el sembrador de estrellas, que a simple vista son normalitos, pero si profundizamos poseen una cualidad o un don que es un regalo para los que lo contemplan y tratan.
    Un abrazo y feliz día.

    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  55. Mati, muy bueno tu escrito, tienes mucha razón, me encanta leerte, te leo todo lo que escribes, a veces me falta tiempo para comentarte, de veras que me gusta todo lo que escribes.
    un abrazo muy grande
    enmatojado

    ResponderEliminar
  56. Prejuzgar es un defecto de la humanidad.

    ResponderEliminar

Cada palabra vuestra me ayuda a crecer y mejorar como persona.¡Gracias!